miércoles, 26 de abril de 2017

MAS-TURB-ACIÓN



" mis palabras -no nacen- para embutirlas en el cuello de cristal... ni el magma de un volcán las moldearían... ni el soplo más acertado y aguerrido podría dar el volumen para que ellas respirasen sin mí" poética extremeña -chrey-


Siempre creía que hacer poemas

era algo más

que turbar o dar acción

a las palabras…

Poner imaginación en las manos,

dejar volar a la vista,

dejar correr a los sentidos,

paladear el sexo de los diccionarios

siempre.

Pensé que masturbarse

-no era delito-

Claro que siempre hubo

manos que copian a los instintos

más básicos,

o que duplican antes que poner

en el asador del orgasmos

todo buen sentido

o sentimiento.

Es muy simple aquello

del un mensaje en cuello de…

cristal,

o pensar que un volcán

puede moldear a un poema

una mente

un latido

Quizás sea más fácil moldear

a una roca,

dentro del agua hacer

fuego,

que silenciar a mi palabra

de mí…

o de declinar la mas-turba-ción

en mis letras.



Carmen Hernández Rey




martes, 25 de abril de 2017

HACERNOS EL AMOR… Y




Para que el amor nos haga.

No, es preciso quitar nada;

desnudar nada,

abrir nada,

ocultar nada,

silenciar nada.

El amor nos hace

consentido en el sentir

y concebir,

en las manos preñadas de amor

en la noche desgarrando estrellas

al alba,

con caracolas rompiéndonos

en aguas,

en este amor que nos menstrua

este amor rumor de lunas

y palabras

en las algas marinas

costas que duermen corales.

Ellas, las palabras arrullarán

dedos, y sin quitar botón…

rasgarán el clímax de nuestras

almas,

dividirá miedos,

de tul novia coqueteará

con los dedos

descarnará los deseos

de nuestras alas,

volaremos en acordes,

alba, alba

alba.



Carmen Hernández Rey



lunes, 24 de abril de 2017

La Maleta





Vacíe a mi sien... La deje respirar y por unos segundo, desapareció todo... Incluso el afuera y el adentro, el vacío y la nada... Aquellas guerra, y sus metrallas en preguntas, todo quedó bajo una sopor y la niebla, aquella arena de mis ojos dejo paso dejaron paso a un coma ficticio e irracional, exhausta no supe que pasó más...

Cuando abrí los ojos, estaba dentro de una maleta, mi brazo era mi pierna, mi pierna mi cabeza, y esta iba por libre, separada rodaba volteada por la maleta como una pelota por raqueta en mesa.

Había una oscuridad sepulcral, mis ojos viajan por cada rincón buscando una resquicio que pusiera un poco de luz y respuesta a ese habitáculo ¿Por en el cual Sentía correr un fluido rojo y mis manos intentaban recoger aquel líquido espeso y cálido... ¿ Por qué intuía que era vital para mi existencia? ¿Que aquel olor era familiar? Mis dedos... ¿Dónde estaban mis dedos?

¡Ay! Dios, no encontraba mis manos, mis dedos... Yo quería probar aquel líquido... pero no encontraba a mis manos... Mis ojos buscaban y buscaban por aquel revoltijo de tripas... ¡Ya!

ya encontré a mis manos, hundí uno de mis dedos, cogí al dedo corazón y toque aquel líquido, cada vez menos templado, menos líquido y lo llevé a mi boca... Tenía un leve sabor dulce y salada... ¡Era sangre, mi sangre, tan mía, con tanto sabor a mí...!

¿Qué pasó, porque yo estaba desmembrada metida en una maleta? Que me hizo estar ahí, a trozos sin mí, sin ser yo... y siendo un equipaje de nadie?

Todos mis fragmentos comenzaron a sudar, y sudar... corría mi sudor al compás de aquella sangre que salía ya por todos los rincones de aquella maleta... Sabía que si no ponía remedios quedaría seca en décima de segundos, mis arterias se vaciaría sin remedio, y mi latido se apagaría como un generador sin corriente...

Desperté sudando... Al final aquella mujer metida en una maleta fue solo un sueño... ¿Un sueño?

¿Mi cuerpos en pedazos fueron parte de un sueño, o era la pura realidad?

Volví a sentir un miedo aterrador... la tormenta seguía con su machacona música, con sus luces de neón dando luz al momento más vacio, a la nada.

Ahora la maleta tenían otro sentido... mi vida era un fragmento de todas mis ilusiones, de cuanto me hubiese gustado ser o tener... Solo quedaba la esperanza de saber componer aquellos fragmentos y poner en orden aquella maleta.



Carmen Hernández Rey



domingo, 23 de abril de 2017

Semana dedicada a Carmen Hernández Rey




Cuando acabe el amor




Cuando el amor ya no baste

y tu voz rasgue el vacío.

Cuando la primavera acabe

y el invierno esté mas frío.

Cuando tu ausencia me abrase,

a pesar de estar conmigo,

tendré el valor de alejarme

y dejarte ser tu mismo.



Gloria Lacoma




sábado, 22 de abril de 2017

Hijos de La Madre Tierra




Ancianos olvidados

desechados por los de su sangre,

Niños que visten huesos

luciendo una sonrisa,

Adultos que olvidaron su niñez

acaparando espejismos.

Hombres y mujeres recomponiendo

pedazos de un corazón destrozado.

Sombras deambulando sin sentido.

Bajo el frío asfalto,

gimiendo está la madre Tierra.

Llora porque los hombres…

no encuentran su camino.



Gloria Lacoma



viernes, 21 de abril de 2017

Letargo





Mientras duermas

Intentaré ahuyentar el ruido

sofocar mi llanto, silenciar el viento.


Mientras duermas, calentaré la casa

me sentaré en mi sitio y seguiré escribiendo

aquellos versos míos.


Mientras duermas

continuaré soñando sueños, coloreando estrellas

y guardaré el tesoro, que cada una encierra.


Porque cuando despiertes de tu dulce letargo,

veré inundados tus ojos de gratitud infinita,

por haber cuidado de ti, cuando tu ya no podías.


Yo agradeceré tu gesto, con un beso sin palabras,

te robaré una sonrisa, te contaré mil historias

que inundarán nuestra alcoba de sueños y poesías.


Tu espíritu ya mas cercano, me acogerá sin reparos,

danzaremos hasta el alba, embriagados por tu música,

pasearemos descalzos por ese camino nuestro

hasta el riachuelo aquel, que con agrado nos mima.

Yo gozaré al contemplar que vuelves a ser la misma.



Gloria Lacoma