jueves, 8 de diciembre de 2016

Puedes ser lo que quieras




Un árbol se puede convertir en bosque


y tú en un lobo que departe con la luna.


Sentirte así, forastero en ninguna parte,


huésped de honor en cualquier hogar ajeno


es como nacer mil veces al día.


Es caer de rodillas para admirar una flor.


Escalar una cumbre para rozar apenas la nube azul.



Apreciar que es dulce la tierra.



Es inclinar la cabeza para ver tu reflejo en el agua,


alcanzar la fruta madura para aplacar la sed.


Respirar poesía y chapotear en el fango


en la nieve


en un corazón que te abre la puerta.



No insisto. Puedes ser el lobo del bosque, la luna,


la flor, la tierra misma.



Amparo Paniagua




miércoles, 7 de diciembre de 2016

Que alguien nos rescate




Que alguien nos rescate

de la inconsistencia de los momentos.

Que broten en torrente violento

los agradecimientos y los favores

con el fin de exorcizar demonios

venidos de lejos.

Desprestigiad la intransigencia.

Codiciad labios y piel.

Invocad la belleza.

Servid en bandeja a vuestra mente

la alegría del amor minucioso

y el arte de hacer promesas calladamente.

Convertíos, en fin, en seres voluptuosos e intrépidos

para darle pretexto a la vida.



Amparo Paniagua




martes, 6 de diciembre de 2016

Hablarte a ti, cuerpo mío.



Hablarte a ti, cuerpo mío.


a estas alturas,


en este otoño de pecho insano.


Desdibujando orillas en un inquebrantable deseo


de parar el tiempo.


Hablarte a ti, que permites la caricia


y haces posible el abrazo y la palabra.


Trágico destino el tuyo, regocijo mío,


vientre, muslos y saliva.


Presencia erguida e íntimo descanso.


Dedos reverenciados, aliento y latido.


Hablarte a ti, sombra mía, amada sombra,


de la sensualidad perdida, de la exaltación idílica


cuando ya no quedan ni orgullo ni desdén posibles.


Ni bocas.

Ni intención.


Sólo una simple y gran indiferencia


que todo lo abarca y significa.



Amparo Paniagua



lunes, 5 de diciembre de 2016

De la inconsistencia de los pétalos



De la inconsistencia de los pétalos

sí no sí no

sin conocer la obsesión real

que los reclama.

Sacrificar la flor

la frágil flor

la arrancada flor

la flor entre dedos asesinos.

Destruir la belleza subordinándola

al antojo adolescente

a esa intriga temprana y pretenciosa

de averiguar si dios existe.



Y la necesidad de preguntar por qué es tan descuidado.



Amparo Paniagua




domingo, 4 de diciembre de 2016

Semana dedicada a Amparo Paniagua
















DISOLUCION




En los jugos de tu boca

se diluyen mis extravíos

en la hambrienta poesía

que logra que bulla la sangre

que entre y salga el aire tibio

que mis ojos se desabrochen

cuando inexorablemente

en los amarres de tu puerto

tú me atracas.



María de Paz



sábado, 3 de diciembre de 2016

ARCADIA




Enigmática es la sonrisa

que adorna el rostro de piedra

incrustado en la importancia

de la edad inmadura.



Refugio de versos desolados

trinchera de jirones valiosos

de vida a salvo de golpes bajos

de la osadía de ligeros odios.



Cúmulo de letales cócteles

de excesos sentimentales

que desgajan, que aíslan el entorno

de algún que otro pie forzado.



Arcángel de recuerdos perseguidos

que no vuelven a buscarnos.

Arcana de vaivenes ya vividos

de faz aparente y calado hondo.



María de Paz